Cinco años del lanzamiento del Satélite Túpac Katari

El 20 de diciembre, Bolivia inicia la era espacial, el director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, informó que el satélite de telecomunicaciones Túpac Katari generó 100 millones de dólares en ingresos por servicios comerciales a cinco años de su lanzamiento.

“En lo financiero estamos cumpliendo el objetivo, la intención siempre fue que el satélite se pague solo, desde el inicio de operaciones del satélite se tiene una facturación acumulada de 100 millones de dólares, este año cerramos la facturación con más de 26 millones de bolivianos y nos da pie a pensar que cumpliremos la meta de que el satélite le salga gratis al país”

Zambrana señaló que a cinco años de haber lanzado el satélite Tupac Katari, éste le trajo importantes beneficios al país, en lo económico, en lo social y cultural, ya que genera ingresos al país y la población rural está feliz.

“Prácticamente somos todos los bolivianos los que nos beneficiamos, es muy  difícil decir un número de beneficiarios porque todo el territorio nacional se beneficia con el satélite, el logro importante es el acceso universal a la radio y la televisión en Bolivia”.

La autoridad explicó que cualquier boliviano, donde quiera que esté puede ver 30 canales de televisión gratis, utilizando una antena y un decodificador accesible en cualquier mercado con un costo de alrededor de 350 bolivianos.

El satélite está ocupado al 70 % de su capacidad, los satélites nunca llegan a ocuparse al 100 %, estamos en el promedio de la industria, nosotros planeamos llevar al satélite a un 85% de capacidad ocupada hasta el próximo año.

Es un proyecto exitoso, sin duda alguna somos un ejemplo en el mundo, Vino el director de la UIT, que es la FIFA de las comunicaciones, simplemente porque quería ver de cerca el éxito de nuestro proyecto, somos líderes de la región en comunicaciones por satélite, por delante de  países como Chile, peri  Ecuador y Colombia, y tenemos un futuro brillante en esta industria, porque tenemos el capital humano que necesitamos para llevar adelante proyectos espaciales.

Tenemos 30 canales gratuitos, gratuitos para la gente, porque los canales pagan por subir la señal al satélite, están todas las redes importantes del país,  están canales regionales de Tarija, de Sucre, el canal universitario de Trinidad y muy pronto de Cobija. El precio que cuesta poner un cala en el satélite, no es tan caro, y está al alcance de muchos medios de prensa regionales, nuestro satélite agrupa la oferta más completa de televisión nacional y se puede  recibir con una antena que cuesta 300 bs en el país.

Bolivia es un referente para otros países, el gobierno de Paraguay quiere hacer lo mismo, está pensando a través del Ministerio de Tecnologías de Información, instalar un tele puerto, contratar un satélite para subir los canales paraguayos y ampliar la cobertura.  

Antes del satélite no teníamos ningún conocimiento en la tecnología de operación de satélites de comunicaciones, como parte del proyecto hubo un componente de transferencia tecnológica, se mandó a los 74 mejores profesionales bolivianos para que se especialicen en China, trabajaron juntos en las estaciones terrenas en Bolivia y luego ellos se quedaron solos para controlar el satélite, que es una nave espacial controlada a control remoto desde las dos estaciones que se han construido para esto, la de Amachuma en La Paz y de la Guardia en Santa Cruz.

Somos como 65 los funcionarios de la ABE, de los 65 un poco más de 40 son especialistas concentrados en la operación del satélite.

El mundo es cada vez más pequeño y el prestigio del satélite ha trascendido fronteras y hemos recibido pedidos de clientes privados en Colombia, para servicios específicos del satélite, tenemos clientes de acceso a internet y un canal de televisión que usa nuestro satélite para llevar su señal a todo el territorio Colombiano.

Ya la población se ha dado cuenta que todo lo malo que se ha dicho del satelite es mentira, nos está yendo muy bien con el satélite, tan bien que probablemente tengamos otro satélite.

En lo financiero estamos cumpliendo el objetivo, no se lanzó el satélite para hacernos ricos, la intención siempre ha sido que el satélite se pague solo, desde el inicio de operaciones del satélite se tiene una facturación acumulada de 100 millones de dólares, este año cerramos la facturación con más de 26 millones de bolivianos y nos da pie a pensar que cumpliremos la meta de que el satélite le salga gratis al país.

Desde hace tres años contribuimos con montos importantes al Bono Juancito Pinto, somos la tercera empresa que más aporta por el monto de nuestro aporte, solo estamos detrás de YPFB y ENTEL.

En las ciudades de La Paz y Cochabamba y Santa Cruz, las principales redes están saliendo en formato digital desde el satélite comprando una antenita para televisión satelital que cuesta aproximadamente 350 bolivianos, con contenido plural diverso y rico, tenemos canales regionales, radioemisoras, el que no está en el satélite.